Si has llegado hasta aquí puede que alguna vez hayas consumido cocaína o incluso que creas que puedes tener una adicción a esta sustancia. También, puede que alguien de tu entorno tenga esta dependencia y quieras ayudarle a superar este proceso. Sea cual sea el caso, aquí encontrarás más detalles sobre el consumo de la cocaína y algunos consejos para dejar la cocaína.

La cocaína es una droga con una fuerte capacidad adictiva y el consumo de la misma tiene consecuencias físicas y psicológicas en quien las toma. Algunas de estas consecuencias pueden ser grave y permanentes en el tiempo, aun con el abandono del hábito de consumo de la droga. Cuanto más tiempo se consuma esta sustancia y en mayores cantidades, más graves pueden ser los efectos en el cuerpo, pero incluso un consumo puntual puede resultar peligroso.

Consejos para evitar consumir cocaína

Cuando más común se hace el consumo en la rutina del adicto, más difícil es desvincularse de la droga después. Muchos de los adictos sienten un vacío al dejar de consumir, pues la droga pasa a ser una prioridad en su rutina. Contar con los consejos adecuados puede evitar que la situación empeore y ayudar a la persona que consume cocaína a superar esta dependencia.

La recuperación nunca es sencilla, pero siempre vale la pena, por ello, es esencial encontrar qué consejos encajan con tus necesidades y dejarte guiar durante el proceso. La droga quedará en el pasado y tú, podrás volver a construir una vida sin ella.

1. Admitir que existe una adicción

Si hay un paso complicado en el proceso de dejar la cocaína, es ser consciente de que existe un problema. Este primer paso resulta complicado para muchos afectados que creen que la droga aún es una opción y no una necesidad en su vida, sin ver todo lo que la cocaína está consumiendo su vida y su salud.

Si aun conociendo los efectos negativos que la droga tiene en el cuerpo a medio y largo plazo, la persona no puede dejar de consumir la cocaína, se podría diagnosticar una adicción a esta sustancia y, por tanto, se requerirá de un tratamiento específico para poder conseguir una recuperación. Es esencial entender que la cocaína es una sustancia altamente adictiva, por ello, el proceso de recuperación puede ser largo y complicado, no obstante, siempre será el camino a seguir para poder dejar los malos hábitos en el pasado.

Puede que admitir que existe una adicción sea difícil, pueden aflorar varias emociones negativas como el miedo, la culpa o incluso la ira. Sabiendo que las personas que consumen cocaína son más sensibles a estos estímulos negativos, es vital tratar la situación con tacto y apoyarse en el entorno para poder pedir ayuda.

2. Pedir ayuda a la gente en la que confíes

Una vez hayas detectado el problema, debes apoyarte en las personas en las que confías y quieres para poder superar esta etapa juntos. Contar con un entorno seguro y amable siempre será un incentivo hacia la mejora, además, conocer tu proceso también será de gran utilidad para las personas con las que convives.

No necesitas contárselo a demasiada gente, pero tener un pilar que te ayude a superarlo y con el que puedas desahogarte durante las etapas del proceso de recuperación, te ayudará a que este sea más sencillo y cómodo para ti. Lo más sensato será optar por un entorno saludable y seguro, dejando atrás las personas que puedan empujarte de nuevo al consumo de cocaína.

3. Márcate objetivos realistas y a corto plazo

Una adicción no aparece en un día y tampoco lo hará la recuperación, muchas veces se trata de un proceso largo en el que se presentan épocas mejores y peores. No es un proceso lineal, pero para no perder la motivación, te recomendamos marcarte objetivos a corto plazo que sean realistas. Siempre será mejor tener 10 pequeños objetivos e ir cumpliéndolos que englobar todos los objetivos en uno grande del que aún no podemos ver la meta.

Celebrar las pequeñas victorias dentro del proceso y tomarte cada etapa con la calma que merece te ayudará a tener más éxito a largo plazo. Te mantendrás más motivado y verás como vas dejando la droga atrás objetivo tras objetivo, por ello, céntrate en el futuro inmediato y márcate objetivos cortos, por ejemplo, semanales. Después, siempre estarás a tiempo de mirar atrás para ver todo lo que has conseguido.

No te plantees grandes periodos de tiempo sin consumir, escoge el objetivo semanal de no consumir durante esos siete días y repite ese objetivo cada semana. Si lo consigues, llegarás a estar un gran periodo de tiempo sin cocaína, pero tu motivación se renovará semana a semana. Y seguro que hay semanas más sencillas que otras, por suerte, cada semana siempre será un nuevo inicio para mejorar.

4. Evita los lugares que asocias con el consumo

Hay lugares que pueden parecer una invitación al consumo, ya sea por el ambiente de los mismos o porque en ellos solías consumir antes de empezar el tratamiento. Durante las primeras fases de la recuperación será sensato alejarse de estos lugares para no sentir más tentación de consumo. Si te expones a estos sitios antes de tiempo, puede derivar en una recaída o ralentizar tu proceso, por ello, lo más prudente será no pasar por estas situaciones siempre que sea posible.

Esto aplica para los bares donde consumías o incluso en aquella discoteca que tu cabeza asocia con la cocaína. También es común que las personas consuman en sus propias casas, pero esperen a los momentos de soledad o mayor tranquilidad para hacerlo, si ese era tu caso, evita quedarte solo en tu hogar y busca compañía para no tener la tentación de recaer durante la recuperación.

5. Mantente ocupado y crea nuevas rutinas

Si has dado el paso de dejar la cocaína de una vez por todas, tienes que empezar a construir una nueva vida sin ella. Puede que los primeros días después del abandono del hábito sientas un gran vacío, pues la droga había pasado a ser la base de tus planes en muchas ocasiones. Ahora tienes la libertad de hacer otros planes sin depender de ninguna sustancia.

Buscar nuevas aficiones, quedar con amigos y mantenerse ocupado dejará menos espacio en tu vida para la droga y los síntomas de abstinencia que puedas sentir durante la recuperación. Puedes planificar actividades semanales para crear una rutina más completa o incluso recuperar hobbies pedidos que habías dejado atrás porque no se relacionaban con el consumo.

También, es más que recomendable incorporar actividades deportivas a tu rutina. Practicar ejercicio te mantendrá más activo y saludable y, a la vez, te ayudará a lidiar con síntomas de la abstinencia como la depresión, la ansiedad o la irritabilidad que se pueden sentir por la falta de la droga en el organismo. En Stop Adicciones contamos con planes de ejercicios que te ayudarán a crear una rutina de deporte, pero también puedes optar por alguna actividad que te guste y te dé felicidad, como el baile, la natación o simplemente pasear con alguien a quien quieres.

6. Busca ayuda profesional

Todos estos consejos pueden ayudarte a dejar el consumo de la cocaína en el pasado, no obstante, si crees que no serán suficiente, lo mejor siempre será buscar ayuda profesional. En Stop Adicciones contamos con servicios personalizados para personas que quieran recuperarse de una dependencia. Con nuestros planes encontrarás un equipo profesional que te dará el apoyo y las herramientas necesarias para dejar las drogas.

Podrás contar con una red de grupos de apoyo, terapias online personalizadas y material para conocer los mecanismos que tu cuerpo necesita para dejar de depender de la cocaína. Te proponemos una modalidad de recuperación para la que no tendrás que ingresar y lo mejor, es que las sesiones de terapia son online, para que puedas continuar con tu progreso desde cualquier lugar del mundo.

Conoce más sobre nuestro tratamiento de adicciones online, sin compromiso.

 

Albert Vallés

Albert Vallés

Director de Stop Adicciones

Adicto recuperado. Director de Stop Adicciones y Clínica Can Calau.

Máster en Drogodependencias, prevención y Tratamiento de las adicciones.