El consumo de cocaína y la adicción a esta droga no son lo mismo, pero un consumo continuado de esta sustancia, acaba generando una dependencia de la droga en gran parte de los casos. Por ello, detectar de manera temprana los patrones de consumo y buscar ayuda antes de que se cree una adicción puede ser de gran utilidad. Se debe entender que las señales que indican consumo o adicción a la cocaína no son las mismas, un consumo esporádico puede ser menos notable que un comportamiento de un cocainómano con una adicción activa.

La cocaína es una droga altamente adictiva, por lo que siempre precederá la tendencia de crear una adicción con su consumo. Esta es utilizada por ser un potente estimulante con un gran poder euforizante que pueden llevar al que la consume a sentir una sensación de bienestar extremo en el cuerpo. Esta droga actúa de forma directa sobre los centros nerviosos y modifica la conexión entre neuronas, como también pasa con otras drogas, como el alcohol.

El consumo repetido y continuado de la cocaína provoca cambios bioquímicos en el cerebro y estos pueden llegar a ser permanentes. Esto ocurre con la adicción a la cocaína y para evitar llegar a este punto, siempre será útil detectar el problema en sus primeras etapas. Por ello, mucho se preguntan cómo saber si alguien ha consumido cocaína y aquí, encontrarás los principales indicativos.

Cocaína, cómo saber si alguien la consume

Para poder determinar si alguien consume esta droga hay que tener en cuenta los síntomas físicos que puede presentar la persona y también los psicológicos, ambos se detectarán tanto en consumos puntuales, como en adicciones activas. No obstante, cuando vaya avanzando la adicción, más presentes estarán todos estos síntomas.

Un consumo continuado no solo tendría cuadros psicológicos permanentes, puede ser causa de graves complicaciones físicas. Se debe entender que a más consumo, mayor necesidad de droga para sentir esa sensación de euforia o bienestar, por ello, cada vez se consumirá mayor cantidad y peores serán los efectos a corto y largo plazo en el cuerpo.

Síntomas físicos por consumo de cocaína

El consumo puntual de cocaína puede dejar ciertos signos que nos ayudan a deducir la presencia de esta droga en el organismo. Si el consumo se vuelve más frecuente, las señales en el cuerpo serán más permanentes, pero en un primer momento pueden ser sutiles.

– Pupilas dilatadas: Cuando una persona consume cocaína, las pupilas se expanden de una forma muy característica, siendo más marcada que cuando estas se dilatan por otros motivos, como la excitación sexual o los cambios en la luz.

– Hemorragia nasal o problemas en la nariz: La cocaína normalmente se consume por la nariz y la aspiración de la misma puede provocar lesiones en los conductos. Esto puede derivar en sangrados puntuales, casos de rinitis o dificultades para respirar por la nariz. A mayor consumo y frecuencia, más evidente se hará este síntoma físico.

– Taquicardia o arritmias: El consumo de cocaína produce una vasoconstricción generalizada en el cuerpo, por lo que es común que las personas que la consumen muestren hipertensión sin otras causas aparentes. Lo mismo pasa con las taquicardias o las arritmias, si estas aparecen en una situación normal y no existen otros factores, se podría deber a un consumo de cocaína.

– Ciclo del sueño alterado: La cocaína funciona como un estimulante para el cuerpo, por lo que es común que aparezcan alternaciones en el ciclo del sueño o insomnio. Es común que las personas que empiezan a consumir cocaína necesiten dormir menos y cuando lo hagan, les cueste llegar a conciliar el sueño.

– Irritabilidad en los ojos: Tener los ojos rojos o irritados de manera continua puede ser un síntoma a tener en cuenta si se buscan señales de consumo en alguien.

¿Quieres superar tu adicción a la cocaína? te ofrecemos una sesión terapéutica GRATIS y SIN COMPROMISO. Haz clic aquí.

Síntomas psicológicos por consumo de cocaína

¿Cómo saber si alguien consume coca? En su conducta se puede encontrar la respuesta. Los siguientes síntomas serán claves para determinar si alguien toma cocaína y con qué frecuencia lo hace. Pueden aparecer de manera puntual o solo alguno de ellos, pero en todo caso, si se repiten en el tiempo y no se encuentra otra causa, se puede sospechar de un consumo de cocaína.

La irritabilidad es un síntoma común entre los adictos a la cocaína, sobre todo si ha generado una fuerte dependencia psicológica hacia la sustancia. Además, es común detectar grandes cambios en el estado de ánimo, pasando de la euforia a la irritabilidad o la depresión en situaciones que no lo justifican. El perfil de una persona adicta suele ser el de alguien irascible o incluso paranoica, pudiendo experimentar “psicosis cocaínica” en los casos de consumo repetido en el tiempo.

Cuando se está bajo los efectos de la droga, también es común detectar una euforia desmedida en el sujeto. Esta sería la señal más preocupante y clara de que hay un consumo de sustancias adictivas. El sujeto se mostrará más contento y excesivamente animado de manera repentina y esta sensación se acompañará de las pupilas dilatas de las que hablábamos anteriormente.

Después de esta primera etapa de euforia es común que las personas que han consumido la droga estén decaídas o de mal humor. Al día siguiente de haber aspirado esta sustancia, estos síntomas de depresión o irritabilidad son más perceptibles, pues el cuerpo nota una gran bajada en el ánimo después del consumo.

Con el tiempo y con un consumo continuado, es común que aparezcan síntomas de delirio u obsesión por la cocaína. Esta se convierte en una necesidad y la persona se vuelve a adicta a la sensación que la droga ofrece. Cuando el consumo es elevado o ya se padece de una dependencia, se pueden generar más episodios patológicos de tipo obsesivos. Puede volverse una persona paranoica y desconfiar de su entorno y si sigue consumiendo se pueden llegar a dar episodios de psicosis cocaínica. Estos brotes o conductas obsesivas son más difíciles de esconder que los otros síntomas y se relacionan directamente con el consumo de una droga, en este caso, la cocaína.

Otros factores que pueden indicar consumo de cocaína

Aparte de estos síntomas físicos y psicológicos, también hay otras claves que nos pueden ayudar a detectar una adición o consumo de cocaína, entre las más comunes se encuentran:

Problemas económicos

Las personas que empiezan a consumir necesitan grandes cantidades de dinero para poder comprar la cocaína. Además, si va aumentando la dependencia, cada vez necesitarán más cantidad y, por tanto, más dinero. Esta es una droga ilegal con un coste relativamente alto, por ello, las finanzas de quien consume suelen verse afectadas.

Al principio los cambios serán casi imperceptibles, solo su círculo más estrecho podría darse cuenta, pero si se desarrolla una adicción, los problemas económicos podrían ser más severos y, en consecuencia, evidentes.

Cambios en el estilo de vida

Las personas que consumen con mayor continuidad pueden cambiar de estilo de vida, normalmente se vuelven más sedentarias y abandonan viejos hobbies, pues la prioridad de la persona empieza a ser la droga. Además, muchas relaciones sociales pueden quedarse atrás para dar paso a personas más afines con la conducta de cocainómano que adopta el perfil, normalmente se trata de un proceso gradual, pero detectable por su entorno. 

También es común que las personas busquen los ambientes de fiesta o los entornos que ofrezcan emociones fuertes para así justificar el consumo o superar las etapas depresivas. Esto tiene consecuencias en sus relaciones personales, sociales e incluso profesionales.

Cambios en el aspecto

Conforme se va creando una adicción, es común que cambien los hábitos de higiene personal del afectado. También es común la pérdida de peso, los trastornos en el sueño y los periodos de vigilia y normalmente, la piel adquiere un tono más pálido. 

Es el conjunto de varios indicios y síntomas, los que tienen que alertarnos de que algo no va bien. Además, si encontramos utensilios relacionados con el consumo, como polvo blanco en la ropa, las tarjetas o los billetes, debemos hablar con la persona para confirmar las sospechas y animarla a buscar ayuda, para que así, pueda superar su adicción o dependencia. 

En Stop Adicciones encontrarás un soporte para afectados por las drogas y un plan de acción para evitar que, el consumo de estas sustancias, se apoderen de la vida de una persona. Si crees que alguien de tu entorno podría estar consumiendo droga o que tú mismo has sentido la necesidad de consumir esta sustancia, déjate guiar por un equipo de profesionales con un plan 100% online.

Haz clic aquí y prueba gratis nuestro tratamiento para dejar la cocaína.