Dejar de beber alcohol

Tratamiento para dejar el alcohol

Supera tu adicción al alcohol con éxito, de forma económica y online desde cualquier parte del mundo, incluida la comodidad de tu casa.

El equipo de Stop Adicciones llevamos tratando el alcoholismo desde hace años, de forma eficaz, a través de terapias cognitivo-conductuales. Nosotros te ayudaremos a superar el infierno que estás viviendo por culpa de tu adicción.

Stop Adiciones expertos en alcoholismo

 

El alcohol es la sustancia legal psicoactiva más consumida en España y en la gran mayoría de países. Su consumo se relaciona con más de 60 enfermedades.

El alcoholismo se manifiesta por la presencia de conductas que demuestran la necesidad y pérdida de libertad frente al alcohol, con dificultad para controlar su consumo. También por la existencia de tolerancia y síndrome de abstinencia. En resumidas cuentas, pierdes el control sobre ti mismo y no tienes la capacidad de dejar de beber alcohol, aunque no paras de proponértelo. Por suerte, existen soluciones.

RECUERDA
No ser capaz de dejar el alcohol conlleva problemas de salud, salud física y salud mental. No acabar con tu alcoholismo conlleva problemas económicos. No finalizar tu relación con el alcohol repercute en tu trabajo. Y lo más importante, ser alcohólico afecta muy negativamente a tu relación con familiares, amigos y seres queridos.
RECUERDA
No ser capaz de dejar el alcohol conlleva problemas de salud, salud física y salud mental. No acabar con tu alcoholismo conlleva problemas económicos. No finalizar tu relación con el alcohol repercute en tu trabajo. Y lo más importante, ser alcohólico afecta muy negativamente a tu relación con familiares, amigos y seres queridos.

Pide más infromación sobre nuestro tratamiento para dejar el alcohol y obtén una primera sesión gratuita. SIN COMPROMISO.

El alcoholismo, un riesgo para la salud

El alcohol, un problema de salud

El consumo de alcohol moderado no es un problema de salud crítico, el riesgo se produce al cruzar la delgada línea entre un consumo social y un consumo severo que cause dependencia (adicción), los alcohólicos consumen en exceso, frecuentemente y de forma prolongada el alcohol.

El alcoholismo es una enfermedad crónica donde el alcohólico no controla el impulso de ingesta de bebidas alcohólicas, afectando su salud física, mental, economía, relaciones familiares e interacción social. Por estas razones es vital que el paciente se centre y ponga empeño en dejar el alcohol con ayuda profesional, como la que brindamos en Stop adicciones a través de nuestro tratamiento del alcoholismo.

El trastorno por consumo adictivo de alcohol produce: Ansiedad, irritabilidad, pérdida de control, cambios bruscos emocionales…

Las causas por las cuales una persona tiende a consumir alcohol son diversas, algunas de ellas incluyen: Aceptación social, por diversión, para vencer la timidez, efectos de bienestar, escape emocional de los problemas, étc.

Para aprender las estrategias sobre cómo dejar de beber, es importante que el paciente acepte que padece un problema de alcoholismo.

Existen factores de riesgos que contribuyen al desarrollo de la adicción al alcohol, entre los cuales se encuentran: Antecedentes familiares, inicio de consumo de alcohol a temprana edad, factores psicológicos (baja autoestima, depresión, ansiedad) y factores sociales (conflictos de pareja, desempleo, presión social).

Al año, se producen más de tres millones de muertes a nivel mundial producto de la ingesta de alcohol, cifras aportadas por la OMS, siendo éste un motivo de peso para que las personas alcohólicas busquen ayuda para dejar de beber alcohol.

Las consecuencias nocivas para la salud que produce el alcohol en las personas que tienen problemas con el alcohol se pueden clasificar en:

1.- Físicas

Cáncer, cirrosis, enfermedades del hígado, hipertensión, diabetes, insomnio, gastritis, problemas cardiovasculares, pancreatitis, déficit nutricional, apoplejía, degeneración cerebral, envejecimiento prematuro, coma, muerte, epilepsia, disfunción eréctil, étc.

2.- Psicológicas

Ansiedad, depresión, celopatía, demencia, psicosis, agresividad, ira, falta de concentración, pérdida de la memoria, étc.

3.- Sociales

Problemas de interacción social, problemas familiares, maltrato, agresiones sexuales, suicidio, étc.

El tratamiento del alcoholismo es un trabajo en equipo, donde intervienen especialistas y familiares y entorno cercano del paciente. El consumo de alcohol de forma incontrolada, puede estar determinado por la personalidad de la persona, el ambiente socio-cultural, accesibilidad y permisividad al consumo de bebidas alcohólicas.

Las personas con esta adicción, tienen un impacto negativo en el entorno en el que se desenvuelven, pueden producir daños a terceros debido a accidentes de tráfico, conductas violentas con familiares, amigos, compañeros de trabajo e incluso desconocidos, etc.

Las razones para dejar de beber son muchas, principalmente porque el alcohol es tóxico y causa daños irreparables al organismo cuando su consumo es crónico, otras razones por las cuales se debe dejar de consumir alcohol porque es una sustancia adictiva y neurotóxico, que puede provocar cáncer, problemas emocionales, conflictos inter-personales y en el trabajo o apatía severa. Al mismo tiempo es la sustancia que da entrada a otras adicciones.

Los problemas de alcohol pueden superarse, siempre que el alcohólico acepte que está enfermo y permita la intervención del equipo multidisciplinar para ayudarlo a superar la adicción al consumo de alcohol. Los beneficios de dejar de beber alcohol incluyen:

– Favorece el estado de ánimo

– Disminuye el daño al estómago, páncreas e hígado

– Mejora y fortalece el sistema inmunológico

– Mejora el aspecto de la piel

– Estimula la memoria y la concentración

Todos estos beneficios, generan un cambio ultra positivo y global en el paciente, recupera la felicidad y ganas de vivir, se relaciona con los demás de forma mucho más positiva y natural, se vuelve mucho más capacitado para el empleo, deja atrás deudas y problemas derivados de las adicciones.