Dejar de ser ludópata

Tratamiento contra la adicción al juego

 

Supera tu adicción al juego con nuestro tratamiento online. Sin ingreso, económico y efectivo. 

El equipo de Stop Adicciones ha trabajado con muchos jugadores a lo largo de los años, confia en nuestro tratamiento a través de terapias cognitivo conductuales. Vamos a ayudarte a dejar de jugar y vencer a la ludopatía.

Stop Adiciones expertos en ludopatía

 

La ludopatía consiste en desarrollar una adicción a los juegos de azar.  

Los ludópatas son jugadores compulsivos que no pueden dejar de practicar su juego ni siquiera cuando se han quedado ya sin dinero, llegando a tener conductas muy peligrosas para conseguir más recursos para seguir jugando. Los principales peligros de la adicción al juego son económicos y sociales. Endeudarse es una práctica habitual en los ludópatas, a veces arrastrando también a los seres queridos.

RECUERDA
No acabar con tu adicción al juego supone la ruina económica. No dejar de ser ludópata genera soledad y depresión. No ser capaz de dejar los juegos de azar te roba el tiempo reservado a tus seres queridos y las actividades que amas.

RECUERDA
No acabar con tu adicción al juego supone la ruina económica. No dejar de ser ludópata genera soledad y depresión. No ser capaz de dejar los juegos de azar te roba el tiempo reservado a tus seres queridos y las actividades que amas.

Pide más infromación sobre nuestro tratamiento para combatir la ludopatía y obtén una primera sesión gratuita. SIN COMPROMISO.

Ludopatía, la adicción a los juegos de azar

Como hemos explicado anteriormente, la ludopatía es una adicción a los juegos de azar en forma de juego patológico. Tal y como resumíamos, se trata de un trastorno psicológico donde el adicto no controla el impulso de jugar, lo que genera consecuencias negativas principalmente a nivel económico y social. 

Para que una persona se considere un ludópata, debe estar obsesionado por el juego o reportar consecuencias del juego, tales como pérdidas económicas reiterativas, hurtos para financiar el juego o utilizar el dinero destinado a cubrir necesidades para jugar. Para saber cómo ayudar a un ludópata, es importante conocer la manifestación de los síntomas de la ludopatía, los cuales incluyen: Obsesión por los detalles banales del juego, falta de control para jugar, apuestas de altas sumas de dinero, excitación al jugar, cambios del estado de ánimo, refugio en el juego para escapar de problemas, esconder la adicción al juego de familiares y amigos, comisión de delitos para obtener dinero para apostar, ansiedad, sentimiento de culpa, angustia y otros. 

Un ludópata es un individuo que tiene un comportamiento persistente, recurrente y desadaptado hacia los juegos de azar, es un problema crítico donde se afecta la relación del jugador con los aspectos sociales, económicos y laborales. 

La patología afecta la vida del jugador muy negativamente, por esta razón es importante que se busque ayuda con la ludopatía con terapeutas profesionales, quienes ofrecen las herramientas adecuadas para superar este tipo de adicción. 

Las terapias cognitivo-conductuales son eficaces en el tratamiento de la adicción al juego, y para que éstas surtan efecto, el ludópata debe aceptar su situación. Una persona con problemas de juego debe acudir a un especialista para tratar las causas y consecuencias de la adicción. 

¿Cómo saber si eres ludópata? Para saber si eres ludópata debes analizar tu comportamiento ante el juego, una conducta obsesiva por jugar, la necesidad incontrolada de apostar o intentos de recuperación de apuestas perdidas indican la presencia de la ludopatía. 

Los factores de riesgo de la ludopatía incluyen: trastornos mentales, edad (predomina en jóvenes y adultos), sexo (los hombres son más propensos a padecer la adicción al juego), personalidad impulsiva, competitiva e inquieta, jugar juegos adictivos, accesibilidad a los juegos, pensamientos irracionales económicos (ser millonarios con atajos). 

Para dejar de ser ludópata es necesario solicitar ayuda profesional, aunque si bien es cierto que la fuerza de voluntad ayuda en la superación de las adicciones, es el especialista quien va a ofrecer el tratamiento apropiado para cambiar los patrones de conducta del adicto al juego. 

Las consecuencias de la ludopatía abarcan las áreas psicológica, social, familiar, laboral y económica, y algunos comportamientos que muestra el perfil de un ludópata son: 

– Depresión

– Ansiedad

– Tristeza extrema

– Problemas con la pareja

– Falta de comunicación

– Bajo rendimiento laboral

– Aislamiento social

– Inestabilidad económica

– Adquisición de deudas 

El comportamiento de un ludópata, tiende a afectar al entorno en el cual se desenvuelve, provocando situaciones que afectan su transcurrir cotidiano. Se sabe que hay una ludopatía cuando el juego se convierte en lo primordial de la vida de quien la padece. 

Para brindar ayuda a un ludópata se requiere un tratamiento psicológico y fomentar la abstinencia del juego, iniciando un proceso de restricción a ciertos juegos adictivos para ir incluyendo progresivamente otros tipos. 

Se debe cambiar la conducta de juego mediante la corrección de los pensamientos erróneos del ludópata. El psicólogo trabaja en la reducción de estímulos asociados a los juegos, además, promueve actividades alternativas a éstos. Algunas de las técnicas aplicadas para darle solución al problema, son:  Dar a conocer los problemas que genera la adicción a los juegos, ofrecer otro tipo de actividades de ocio, jugar juegos gratis, aceptar el problema con los juegos. 

Por supuesto, que la prevención es un factor clave para evitar el desarrollo de la ludopatía, pero en caso de notar algunos de los síntomas mencionados o crees vivir con un ludópata, lo mejor es actuar con rapidez y acudir a un profesional que pueda aconsejarte.